ESTACIÓN DEL NORTE

 

El cuadro de la Estación del Norte de Valencia es una de mis obras preferidas desde siempre, aunque en algunos momentos hemos tenido una relación de amor-odio. Seguramente es una de las obras con la que mis sentimientos hacia ella iban variando a medida que pasaba el tiempo de realización, esto se debe a que fue mi obra más costosa en cuanto a tiempo invertido. Pintarla me ocupó tres meses dedicados exclusivamente a ella y como anécdota, he de decir que una vez estaba casi terminada decidí que había una parte que no me gustaba de la perspectiva y rehíce una gran parte del cuadro, aunque finalmente el resultado valió totalmente la pena.

La obra representa una de las estaciones más hermosas y bien conservadas de toda España, era un símbolo a esa “Terreta” que los valencianos tanto amamos, y en la que quería transmitir el colorido, detallismo y majestuosidad de nuestros edificios y nuestra cultura. Somos una comunidad en la que el sol reina prácticamente cada día del año y con nuestro maravilloso sol los colores se ven vibrantes como en ningún otro sitio, el cuadro es una explosión de colores y detalles milimétricos, en el que debes pasar un buen rato delante para apreciar todo el conjunto del cuadro y como en alguna exposición me han comentado, es una obra en la que cada día que la ves descubres elementos nuevos.

Actualmente pertenece a un coleccionista de arte y por el momento no podrá volver a verse expuesta en ninguna de mis próximas exposiciones.

, , , , , , ,